Gestión Estratégica y Global del Riesgo. Transformando el riesgo en oportunidad

El contexto en el que se mueven las organizaciones es cada vez más complejo y las exigencias de los grupos de interés son cada vez mayores: calidad de productos y servicios, protección medioambiental, riesgos operativos, financieros, regulatorios, control de costes, responsabilidad social, buen gobierno, prevención de delitos y seguridad y salud de los empleados, entre otros.

La especificación de AENOR EA31 establece los requisitos para definir, implantar, mantener y mejorar un Sistema de Gestión del Riesgo. Se enfoca al riesgo corporativo y permite avanzar en la gestión de otros tipos de riesgos más específicos como los operativos, jurídicos, financieros o estratégicos.

El Sistema de Gestión del Riesgo propuesto no sólo tiene en cuenta las directrices de la Norma ISO 31000 y la naturaleza del riesgo, sino que también trata los riesgos considerando la respuesta ante un incidente potencial o real, así como la planificación de acciones para la recuperación ante un suceso que pueda generar una interrupción de la actividad de la organización.

Una adecuada gestión del riesgo permite a las organizaciones:

  • Mejora y reducción de riesgos operativos, estratégicos, reputacionales, etc. Para la organización.
  • Aporta confianza al mercado y da seguridad a los órganos de gobierno de una organización.
  • Se logra que la incertidumbre se reduzca y se optimicen los resultados y los recursos.
  • Contribuye a estar preparados para responder ante situaciones de crisis, reducir sus consecuencias y recuperar la normalidad de las actividades principales en el menor tiempo posible, de forma que la continuidad de la organización no se vea comprometida.
  • Organizaciones más conscientes de la realidad, consiguen una mejora en la toma de decisiones, sistematizándola y llevándola a cabo según la mejor información disponible.

 

GESTIÓN DEL RIESGOIso 31000