Publicada la nueva ISO 14001, la referencia mundial para la gestión ambiental

15 de septiembre de 2015. La Organización Internacional de Normalización (ISO) ha publicado hoy la nueva versión de la Norma internacional ISO 14001, la referencia mundial para la gestión ambiental, con más de 300.000 organizaciones que la aplican en 171 países. De esta forma, culmina el trabajo realizado durante los últimos tres años por 121 expertos de 88 países.

El principal objetivo de la revisión es facilitar la integración de esta Norma en los demás Sistemas de Gestión–una corriente cada vez más demandada en las empresas— y que éstos sean más accesibles para todo tipo de organizaciones, especialmente del sector servicios. Así, comparte la denominada estructura de alto nivel, común a todas las normas de gestión (como la extendida ISO 9001 de Gestión de la Calidad).

La Norma incorpora:

  • Nuevos requisitos, como una mayor protección del medio ambiente, mediante la incorporación de prácticas para la prevención de la contaminación y el uso sostenible de los recursos.
  • La consideración de la variable ambiental como un elemento estratégico en la gestión empresarial.
  • El refuerzo del papel de la alta dirección en el liderazgo del sistema de gestión.
  • Enfoque al ciclo de vida completo
  • Comunicación más efectiva en la que la información sea transparente, veraz, fiable y comprensible.

Las ventajas de un certificado de Gestión Ambiental son numerosas, aunque pueden resumirse en tres:

  • Transmite compromiso de forma directa y creíble 
  • Obtención de beneficios económicos por la optimización del consumo de energía y otros recursos y por la optimización de los procesos
  • Reduce riesgos legales

 

Índice Norma ISO 14001:2015 haciendo click aquí

 

MEDIO AMBIENTEISO 14001

 

Principales cambios en las Normas ISO 9001:2015 e ISO 14001:2015

Llega el verano y en breve nos plantaremos en el último cuatrimestre del año, momento en el que está prevista la publicación de las nuevas versiones de las normas ISO 9001 e ISO 14001. Estas normas son las más ampliamente utilizadas por las organizaciones, con más de 1 millón de certificados de calidad y de 300 mil de medio ambiente en todo el mundo.

 

En esta ocasión los cambios esperados por los borradores finales publicados son considerables, empezando por el cambio a la Estructura de Alto Nivel, la cual es obligatoria para las nuevas normas publicadas a partir del 2012 con objeto de facilitar la integración de las mismas.

 

Esta estructura implica abordar los siguientes aspectos:

 

0.      Introducción

 

1.      Objeto y campo de aplicación

 

2.      Normas para consulta

 

3.      Términos y definiciones

 

4.      Contexto de la organización

 

5.      Liderazgo

 

6.      Planificación

 

7.      Soporte

 

8.      Operación

 

9.      Evaluación del desempeño

 

10.    Mejora

 

El segundo gran cambio es la definición del contexto de la organización donde se indica que se deben determinar las cuestiones internas y externas pertinentes, así como la necesidad de identificar y comprender las necesidades y expectativas de las partes interesadas. Es decir, un enfoque hacia la integración con la estrategia general de la organización.

 

Otro cambio muy importante, sobretodo en la norma ISO 9001:2015, es el enfoque basado en el Riesgo, donde aparece concretamente la gestión de los riesgos y la eliminación del concepto acción preventiva. El riesgo se define como el efecto de la incertidumbre sobre un resultado esperado, recogiendo en estas normas la necesidad de determinar tanto los riesgos como las oportunidades, los primeros para evitarlos o minimizarlos y las segundas para potenciarlas. Como es lógico, estos riesgos dependen del contexto de la organización y de la situación interna, por lo que pueden existir riesgos diferentes para instituciones de un mismo sector. Por lo tanto, este enfoque implica considerar el riesgo cualitativamente y, si es posible dependiendo del contexto, cuantitativamente. Además, para facilitar este punto existe una norma específica para la gestión de riesgos (ISO 31000:2010), si bien no es obligatorio utilizarla para identificar estos aspectos.

 

También hay que destacar algunos cambios en relación a la información documentada, ya que ahora no es obligatoria la elaboración de determinados documentos, como por ejemplo el manual de la calidad o los procedimientos obligatorios del sistema de gestión. Aunque muchas organizaciones optarán por su eliminación, en MAG creemos que aquellas que ya dispongan de los mismos, continuarán utilizándolos de una manera simplificada.

 

Además, otro aspecto que también hay que tener en cuenta es la desaparición de la figura del representante de la Dirección, si bien sus responsabilidades deberán asignarse a las personas que la Dirección considere más apropiadas.

 

En relación con la ISO 14001:2015, un cambio importante es que se introduce el enfoque hacia el ciclo de vida de producto, si bien no es necesario realizar un análisis del mismo.

 

Os anímanos a mejorar vuestra competitividad con la implantación de estos sistemas de gestión o la necesaria adaptación a estas nuevas versiones para seguir manteniendo la certificación. 

 

CALIDADISO 9001MEDIO AMBIENTEISO 14001